(Redacción Pimampiro).-El sismo registrado la mañana del jueves, 25 de enero, en la provincia de Imbabura aumentó el nivel de peligrosidad en la antigua vía Puente Mataquí – Río Guarango – San Antonio – Shanshipamba, sector La Mesa, en donde se realizan trabajos de limpieza de materiales por parte de los habitantes de la comunidad El Cebadal.

La carretera permanecía cerrada desde el mes de abril del pasado año, luego de haber sido afectada por un derrumbe de grandes proporciones.

El fenómeno natural produjo deslizamientos de tierra en la zona del cerro Terrazas, en donde, precisamente, se registró el derrumbe.

Este hecho, de acuerdo al personal técnico de la Prefectura de Imbabura, evidenció el peligro eminente que significa habilitar este paso, ante lo cual se reforzó aún más la advertencia de que esta acción podría motivar consecuencias negativas.

El organismo provincial, dirigido por el prefecto Pablo Jurado, recordó que, frente al diagnóstico técnico realizado por especialistas geológos de gran experiencia, se tomó la decisión de no habilitar el antiguo camino, para así salvaguardar la integridad y seguridad de la población.

El reporte especializado reporta que en el sector en donde se produjo este evento geológico se presentan tres deslizamientos activos, cuya concavidad formada en el terreno tiene alturas impresionantes de aproximadamente 250, 125 y 450 metros, lo cual hace que su estabilización definitiva sea muy difícil.

La morfología alrededor del cerro Terrazas indica que históricamente han existido continuos movimientos en masa.

El lugar presenta una alta susceptibilidad a desplazamientos, debido a la meteorización de las rocas; presencia defallas geológicas; litología desfavorable; una pendiente transversal desfavorable del orden del 70 por ciento del cerro Terrazas que contribuye a que la masa descomprimida tienda a deslizarse por gravedad; categoría de alta peligrosidad de la zona en estudio; y, la amenaza de fenómenos metereológicos inusitados con la presencia de temporadas de alta pluviosidad que provocan saturación del terreno y la consiguiente rotura de la estabilidad de las laderas.

De acuerdo al mapa de peligro sísmico de la norma NEC -2015, la zona se encuentra dentro de la categoría de alta peligrosidad, lo cual implica que, frente a un evento sísmico, los deslizamientos activos y latentes, podrían disparar movimientos de terreno de grandes proporciones.

Con estos antecedentes, la Prefectura, a través de sus autoridades, volvió a señalar que, consciente del peligro que acarrea la intervención en el desalojo del derrumbe por parte de los comuneros, deslinda responsabilidades en cualquier problema que esto pueda generar. Advirtió que de suceder algún accidente, a consecuencia de estos trabajos antitécnicos, se libera de culpabilidad. Este pronunciamiento fue dado a conocer a la Secretaría de Gestión de Riesgos, mediante oficio, firmado por el prefecto Jurado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.