La vía Ibarra-San Lorenzo el legado de Sixto Durán Ballen para el norte del Ecuador

ibarra-san

Foto: Marcelo Quinteros Mena/Flickr

(Redacción Sierra Norte).- Sixto Durán Ballén falleció la tarde de este 15 de noviembre en en su hogar de la ciudad de Quito, según se conoce fue por causas naturales.

El ex presidente quien gobernó desde el 10 de agosto de 1992, hasta el 10 de agosto de 1996, realizó varias visitas a la región norte del país, además dejó un legado histórico para las provincias de Esmeraldas, Imbabura y Carchi, al continuar con la construcción de la carretera Ibarra-San Lorenzo, la que uniría a la costa norte, con la sierra ecuatoriana.

Esta gran obra, que fue retomada en su mandato y que no tuvo respaldo de los otros gobiernos que lo sucedieron, se culminó luego de la gestión del ex presidente Gustavo Noboa Bejarano. La decisión del mandatario, de lograr darle al norte de la serranía del Ecuador, una salida al mar, culminó con un sueño de los sanlorenceños, imbabureños y carchenses, que hoy disfrutan de esas playas.

Esta vía a permitido el libre acceso no solo a Las Peñas, sino a otros sectores de la zona norte, donde se brinda turismo ecológico y donde organizaciones amantes al mantenimiento de los recursos naturales han desarrollado grandes proyectos turísticos.

Los carchenses e imbabureños, ven a esta vía como una alternativa para impulsar el turismo, el comercio y fortalecer el aparato económico de la zona, que es eminentemente productiva.

Entre sus obras destacamos además el equipamiento de hospitales, construcción de otras carreteras y caminos vecinales, los estudios para el campeonato futbolístico de la Copa América, en junio y julio de 1993, implementación de la colación escolar.

Los dos primeros años del Gobierno vio el ajuste económico y la modernización y sufrieron crisis políticas provenientes de la pugna de poderes entre las funciones Ejecutiva y Legislativo-Fiscalizadora.
Fue el mandatario más longevo de Ecuador, a la fecha de asumir el mando: 71 años y 27 días. En la campaña electoral que lo llevó a Carondelet (1992) fue preguntado si tenía la fortaleza para manejar el país a su edad. El candidato retó al periodista a hacer 20 flexiones de pecho: Durán Ballén hizo sus 20 y 10 que no alcanzó a hacer el periodista que preguntó.
En el Salón Amarillo de Carondelet donde están ubicados los retratos de todos los presidentes constitucionales, Sixto Durán Ballén e Isidro Ayora aparecen sentados, mientras los demás están de pie en los retratos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s