149 años del terremoto que azotó Ibarra 

(Redacción Ibarra).-  Según estudios del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional del Ecuador, se registraron dos eventos sísmicos de gran magnitud. El primer sismo, del 15 de agosto, fue generado en una de las fallas del sistema El Ángel, en Carchi y el segundo movimiento del 16 de agosto en la falla Otavalo, en Imbabura.

El evento principal del 16 de agosto fue en la madrugada, con magnitud probable de 7,2. De las más de 7.200 personas que aproximadamente vivían en Ibarra, murieron 5.000, según el escritor e historiador ibarreño Juan Carlos Morales. Deslizamientos y profundas grietas en el suelo afectaron carreteras y haciendas; impedían la comunicación entre Ibarra y Quito.

La mayoría de edificaciones cercanas a los epicentros quedaron reducidas a escombros y dejaron miles de víctimas mortales, según los cronistas. La vulnerabilidad física de la infraestructura era alta. Las viviendas estaban construidas en su mayoría de adobe y tapia. Además, el desconocimiento sobre registros anteriores de sismos de esta magnitud y el grado de exposición provocó que muchas personas quedaran atrapadas y murieran. No conocían cómo actuar.

Cuatro años pasaron para que Ibarra logre recuperarse y reconstruirse nuevamente. La población retornó el 28 de abril de 1872. La ciudad recibió el apoyo de gobiernos como Perú, Chile, Gran Bretaña, Francia y donaciones de otras provincias de Ecuador. Según el cronista Tobar Subía,  fue García Moreno quien ordenó el trazado de  planos de la ciudad, tomando como punto de referencia a una palmera de coco que había soportado la magnitud del terremoto.

El Informe Sísmico de 2013 del Instituto Geofísico describe que existe un aumento en el número de sismos el sistema de fallas Apuela – Huayrapungo  y El Ángel – San Gabriel. Es atribuido al enjambre registrado entre los meses de julio a noviembre de 2013 en el sector del volcán Chiles, en Tulcán.

Actualmente, tenemos disponible información para prepararnos ante sismos y terremotos, eventos que pueden ocurrir en cualquier momento y aún más si vivimos en una zona de alto riesgo sísmico. Compartimos tres recomendaciones básicas que servirán para que sepamos cómo actuar en estos casos.

  • Arma tu plan familiar de emergencia. Cruz Roja Ecuatoriana te explica cómo hacerlo de una forma sencilla aquí https://goo.gl/5fTUzs

  • Practique medidas de autoprotección con su familia, compañeros de trabajo o estudios. Puede aprender pueden inscribirse en este curso gratuito. https://goo.gl/M5KmtX

  • Si planean construir una vivienda,  busquen asesoría técnica y especializada para que se construya siguiendo las Normas Ecuatorianas de Construcción

Texto de Gis Caranqui/ Para Hoy en Imbabura 

Sismo de 6.3 grados en la costa de Ecuador se sintió en Imbabura 

(Redacción Ibarra).- El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional reportó un sismo de 6.3 grados en Jama, provincia de Manabí. El epicentro fue a 9 km de profundidad a 65 km de la costa ecuatoriana. 

Se tiene reporte que el sismo fue sentido en Ibarra, Otavalo y Cotacachi. 

(Información en desarrollo)

673 personas fallecieron en el terremoto del 16A, cinco eran imbabureños

terremoto

Foto: Agencia Andes

(Redacción Ecuador).- Este domingo 16 de abril se recuerda un año del terremoto que sacudió el Ecuador en 2016, resultando principalmente más afectadas las provincias de Manabí y Esmeraldas.

En distintos lugares de Ecuador, autoridades y ciudadanos elevan banderas y con flores en sus manos saludan a los que ya no están ( 673 personas perdieron la vida) y a los sobrevivientes de esta sorpresiva tragedia.

En Pedernales, Manabí, se realizó la colocación de la ofrenda floral en el monumento a los caídos del 16A. En esta misma localidad, se realiza la entrega de insignias de agradecimiento a la labor realizada por el personal de las diferentes entidades que intervinieron en la emergencia de ese día.

El presidente de la República, Rafael Correa, declaró el estado de excepción por 60 días más en las provincias de Manabí y Esmeraldas, por los efectos adversos del terremoto del 16 de abril de 2016 y sus réplicas. Según el Decreto Ejecutivo N.- 1364, la situación se ha visto agravada por la cruda estación invernal que afecta a las indicadas provincias.

El documento -firmado el miércoles 12 de abril- indica que en un informe del Ministerio de Seguridad se establece que todavía quedan 3.608 personas que permanecen en albergues oficiales y requieren atención del Gobierno Nacional.

IMBABURA FRENTE AL TERREMOTO 

Cinco fueron los imbabureños, que fallecieron en Manabí y conforman la lista de los 6713fallecidos que deja el terremoto del 16 de abril. Además, se contabilizaron 13 viviendas afectadas, con grietas que fueron atendidas por las autoridades. Y un can del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, de nombre “Dayko” falleció luego de llegar a Ibarra después de una dura jornada de rescate en la Zona Cero. Su historia se conoció a nivel mundial.

MAPA INTERACTIVO IGEPN 

> http://www.igepn.edu.ec/mapas/mapa-eq20160416

Con información de: El Telégrafo, Andes, SNGR y IGEPN 

Dos sismos se registraron la madrugada de hoy en Quinindé

sismo quind

Foto: Captura

(Redacción Esmeraldas).- Dos movimientos telúricos sintieron los habitantes del cantón Quinindé. El primero ocurrió a las 00h08 de hoy, miércoles 12 de abril y el segundo a las 04h43, según un reporte del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional con sede en la ciudad de Quito.

Según esta entidad, el primer sismo tuvo como epicentro la provincia de Santo Domingo de los Tsánchila y tuvo una intensidad de 3.7 grados en la escala de Richter. Este sismo se lo sintió también en La Concordia.

El segundo sismo fue más fuerte, ocurrió a las 04h43 de esta madrugada y alcanzó los 4.1 grados en la escala de Richter. Su epicentro se situó a 37.9 kilómetros de la ciudad de Quinindé y a una profundidad de 49 kilómetros.

Algunos habitantes de Quinindé se despertaron debido al sacudón y pidieron información a través de las redes sociales. Hasta el momento no se han reportado víctimas ni daños materiales.

>Con información de Esmeraldas News

El Instituto Geofísico contabiliza 3.031 réplicas desde el terremoto de abril 

(Redacción Esmeraldas).- Desde las 18:00 del 20 de diciembre hasta las 06:00 de hoy, 21 de diciembre el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, reporta que se han localizado 16 réplicas dentro y fuera de la costa ecuatoriana. El sismo de mayor magnitud se registró a las 20:04 y fue de 5.2 de magnitud con una profundidad de 7 km. Este sismo se localizó en la cuidad de Esmeraldas.
Desde el terremoto del 16 de abril el Instituto Geofísico contabiliza un total de 3031 réplicas.

La más fuerte se registró la madrugada del martes de 5.8 grados que dejó 3 personas fallecidas. 

Hasta el momento existen 700 familias registradas por daños o destrucción de sus viviendas, así informó el presidente Rafael Correa durante un conversatorio con medios de comunicación de la provincia de Esmeraldas. “Esto va a tomar meses repararlo”, señaló,según el portal Metro Ecuador.

El jefe de Estado, dijo que daños observados tras su visita a las zonas afectadas por el sismo de este 19 de diciembre son mayores a lo que se estimaban en las primeras horas de la mañana.
“No me imaginaba encontrarme con un nivel de destrucción”, enfatizó, al tiempo que informó que luego de los recorridos que realizó en la tarde por Atacames y Tonsupa, encontró que hay muchos hoteles que presentan fisuras.
Añadió que hasta el momento existen 700 familias registradas por daños o destrucción de sus viviendas. 

Tres personas fallecidas, 47 heridos, 70 infraestructuras afectadas y 10 colapsadas es el saldo de enjambre de réplicas en Esmeraldas

sismook

(Redacción Nacional).- El presidente de la República, Rafael Correa, suspendió su agenda de trabajo en Quito y viajó a la provincia de Esmeraldas, donde constató los daños registrados este lunes 19 de diciembre de 2016, tras el sismo de magnitud 5,8 grados frente a la costa de Atacames.

 El  Primer Mandatario recorrió las zonas afectadas por el evento telúrico, acompañado del gobernador Gabriel Rivera, entre otras autoridades.  Previamente, Correa presidió el Comité de Operaciones de Emergencias (COE) provincial, en las instalaciones del ECU911 de Esmeraldas, donde recibió información de los daños por parte de las autoridades.

La Gobernación de Esmeraldas, a las 16:50, emitió un boletín de prensa en la que confirmó que debido al sismo registrado frente a la costa de Atacames se han reportado 3 fallecidos, 47 heridos, 70 infraestructuras afectadas, 10 colapsadas y 6 instituciones educativas afectadas.

La entidad, además, señaló que el 100% de la infraestructura eléctrica está operativa en la provincia. Las clases están suspendidas en toda la provincia hasta evaluar la situación de las escuelas y colegios de la jurisdicción.

Esta tarde, el presidente Correa indicó en su cuenta en Twitter que tras el recorrido en Atacames pudo evidencias “daños mucho más graves de lo que imaginábamos”. Agregó que “es un milagro que no haya más perdidas de vidas humanas”.

Dijo que ya hay 700 familias registradas por pérdida parcial o total de casas. Además, que todos los procesos han sido activados y se dotará a la zona de carpas y equipos. “La situación es seria”, apuntó al postear una imagen de los daños.

En la mañana, Correa destacó que Esmeraldas tiene un gran riesgo sísmico, pero que  “aun así, hay ‘candidatos’ que le dicen a la gente que no tiene que reubicarse, que tienen el ‘derecho’ de vivir incluso en la punta de un volcán. Ejemplo: isla de Muisne, la cual puede ser arrasada ante el primer tsunami.

Edificaciones dañadas y una persona fallecida deja hasta el momento las fuertes réplicas en Esmeraldas 


(Redacción Esmeraldas).- A las 02h11 de hoy, lunes 19 de diciembre, un fuerte sismo despertó a los esmeraldeños. Se trataba de un movimiento de 5.8 grados que ocasionó apagones, caida de objetos, especialmente árboles de Navidad y además un fallecidoby varias personas contusas que trataron de evacuar sus viviendas de manera apresurada.

La Secretaria de Gestión de Riesgos además informó que algunas edificaciones presentan agrietamientos y daňos estructurales. 

El Instituto Geofísico, hasta las 07:30 de hoy, ha confirmado que se trata de réplicas del terremoto del 16 de abril pasado y que desde la réplica de 5.8 de han contabilizado más de 15 movimientos sísmicos de valores que oscilan entre 3 y 5 grados. 

Las calles del centro de la ciudad de Esmeraldas, Atacames, Tonsupa  se encuentran abarrotadas de personas que dueremen en las aceras y en los parterres. El panorama es igual casi en toda la ciudad. 

En Atacames, Tonsupa, Esmeraldas y Muisne hay miedo entre sus pobadores. Betto Estupiñán Toro de la Secretaría de Gestión de Riesgos llamó a la calma a la población.

Además Carmen Guagua del Ministerio de Educación informó que la actividad educativa en la provincia se encuentra suspendida hasta evaluar los daňos que se  ocasionaron. 


Con información de nuestra cadena aliada Esmeraldas News 

Nuevo enjambre sísmico despertó al norte del Ecuador 


(Redacción Esmeraldas).- La madrugada de este lunes 19 de diciembre las provincias de Esmeraldas, Imbabura y Pichincha volvieron a despertarse de madrugada por un movimiento sísmico. 

Según el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, hasta las 04:00 am se registraron 10 movimientos sísmicos de entre 3 a 5 grados. 

El de mayor intensidad se registró a las 02:11 am, que tuvo como epicentro la ciudad de Esmeraldas, en el cantón Atacames con una intensidad de 5.8 grados y a una profundidad de 11 kilómetros. 

Este movimiento telúrico fue sentido en menor intensidad en Imbabura y Pichincha. 

El presidente Rafael Correa en su cuenta de Twitter, manifestó que se realiza la evaluación de las infraestructuras, por eso las clases se encuentran suspendidas en Esmeraldas, además informó que algunos sectores de Esmeraldas se encuentran sin luz. 

Mientras tanto en Imbabura y Pichincha no se tiene un reporte de daňos hasta el momento. 

(Noticia en desarrollo)


Hace 148 años Ibarra soportó una de las mayores tragedias en su historia

6

FOTO: Archivo Manuel España. Fotografía de la destruída iglesia La Compañía

(Redacción Ibarra).-  El conocido “Terremoto de Ibarra” ocurrió el 16 de agosto de 1868 destruyó varias poblaciones de las provincias de Imbabura, Carchi y el norte de Pichincha. Es considerado uno de los 10 eventos sísmicos de mayor magnitud en Ecuador.

 Según estudios del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional del Ecuador, se registraron dos eventos sísmicos de gran magnitud. El sismo del 15 de agosto fue generado en una de las fallas del sistema El Ángel, en Carchi y el terremoto del 16 de agosto en la falla Otavalo, en Imbabura.

 Cerca de las 16h00 del 15 de agosto, horas antes del terremoto principal, en la zona de El Ángel, ocurrió un sismo de magnitud estimada 6,6 grado en escala de Richter que ocasionó docenas de víctimas, destrucción de viviendas e iglesias en las poblaciones de El Ángel y Mira. Fue sentido en toda la provincia de Carchi. Se calcula una intensidad máxima de 7 grados en la escala.

 El evento principal del 16 de agosto fue en la madrugada, con magnitud probable de 7,2. De las más de 7.200 personas que aproximadamente vivían en Ibarra, murieron 5.000. Deslizamientos y profundas grietas en el suelo afectaron carreteras y haciendas; impedían la comunicación entre Ibarra y Quito.

Casi la totalidad de las edificaciones cercanas a los epicentros quedaron reducidas a escombros y dejaron miles de víctimas mortales según registra la historia. En ese entonces existía vulnerabilidad física alta de la infraestructura. Las viviendas eran en su mayoría de adobe y tapia. Además, el desconocimiento de la amenaza sísmica y el grado de exposición provocó que muchas personas quedaran atrapadas y murieran.

Pasaron cuatro años para que Ibarra logre recuperarse y reconstruirse nuevamente. La ciudad recibió el apoyo de gobiernos como Perú, Chile, Gran Bretaña, Francia y donaciones de otras provincias de Ecuador. Según el cronista Tobar Subía,  fue García Moreno quien ordenó el trazado de  planos de la ciudad, tomando como punto de referencia a una palmera de coco que había soportado la magnitud del terremoto.

EN LA ACTUALIDAD.-  

Desde la Constitución – redactada en Montecristi, Manabí – en 2008, el Estado incorpora a la gestión de riesgos como parte de la política pública de seguridad integral, con la finalidad de proteger a las personas, colectividades y naturaleza frente a los eventos negativos y desastres de origen natural y antrópico.

La Secretaría de Gestión de Riesgos, como ente rector de la gestión de riesgos,  coordina acciones a fin de prevenir y mitigar los riesgos; así como, para enfrentarlos, recuperar y mejorar las condiciones anteriores a la ocurrencia de un evento adverso. Esto aplicando el principio de descentralización subsidiaridad en coordinación con los gobiernos autónomos (GAD) municipales, quienes son los responsables de la gestión de riesgos en su territorio.

 Un eje fundamental de trabajo de la SGR se desarrolla a través de  la Subsecretaría de Reducción de Riesgos, que incrementa las capacidades de gestión de riesgos de los actores del  Sistema mediante la implementación de planes y programas de capacitación, la elaboración de planes comunitarios, el asesoramiento a los GAD y Comités de Gestión de Riesgos en la elaboración de agendas de reducción de riesgos y la creación de las Unidades de Gestión de Riesgos.

Realiza acciones de prevención en centros educativos, comunidades e instituciones públicas y privadas para fortalecer las capacidades de gestión de riesgos para reducir las afectaciones por la posible ocurrencia de sismos y terremotos.

En lo que corresponde a Imbabura en el 2016 se ha capacitado en medidas de autoprotección y procesos de evacuación ante sismos alrededor de 4500 familias.

En el marco del Proyecto Dipecho NEC Ibarra, se elaboró conjuntamente con los moradores del Barrio Mirador de Alpachaca, PNUD y GAD Ibarra el plan comunitario de gestión de riesgos. También se capacitó en medidas de autoprotección ante sismos a docentes y estudiantes de la Unidad Educativa “17 de julio” con el objetivo de disminuir la vulnerabilidad sísmica.