El rezo del animero aún se escucha en Cahuasquí

Urcuquí.- El recorrido dura unas 2 horas, se recorre, todos los rincones de Cahuasquí, pidiendo por las almas del purgatorio. |Foto: Alex Godoy R./ImbaburaHoy

Urcuquí.- El recorrido dura unas 2 horas, se recorre, todos los rincones de Cahuasquí, pidiendo por las almas del purgatorio. |Foto: Alex Godoy R./ImbaburaHoy

(Redacción Urcuquí).- Luis Andrango, lleva 45 años siendo el animero, 9 noches antes de la Fiesta de Finados, recorre las calles de Cahuasquí, pequeño poblado asentado en el cantón Urcuquí, rezando y pidiendo por las almas del purgatorio.

El animero es un intermediario seglar entre la vida y la muerte cuya misión es la de mantener vivo el recuerdo de quienes fallecieron. A la voz de “un Padre Nuestro y un Ave María por las benditas almas del purgatorio. Por amor a Dios”. Lleva consigo una campana de mano propiedad de la Iglesia local, con la que anticipa su paso y su rezo.

El fotoperiodista Alex Godoy, acompañó al animero, en un recorrido lleno de misticismo y tradición.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

1er taller

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s