Victoria de los Ángeles, devuelve la esperanza 

(Redacción Ibarra).- Ibarra.- Una fría noche de octubre hace 17 días, una pequeña niña ajena a la desgracia que  ocurría a su alrededor  llegó al servicio de emergencia del Hospital San Vicente de Paúl, a las 21:00, tenía horas de nacida y fue abandonada en el sector de los Huertos Familiares en el cantón Ibarra, personal de la DINAPEN y del ECU 911 trasladaron a la pequeña,  el cuadro clínico que presentaba en ese momento era hipotermia y cianosis, los galenos actuaron de forma oportuna y lograron estabilizar a la pequeña que pasó al área de neonatología de esta casa de salud. 
El sargento Marcelo Yandún, el cabo Fernando Rivera (Dinapen) y el policía Jairo Córdova, fueron quienes presenciaron la terrible situación en la que la recién nacida se encontraba dentro de una funda de basura, la socorrieron siguieron el protocolo asignado y pidieron por la recuperación y bienestar de la pequeña. 

A las 24 horas de nacida presentó repetidas convulsiones por lo que se utilizó medicación para el caso y se ingresó a cuidados intensivos neonatales donde se procedió a hacer la regulación térmica para una protección del cerebro bajando la temperatura de la incubadora y controlando la temperatura de la cabeza para conservar la función cerebral y mantener  en función pasiva al cerebro, después de 72 del tratamiento se logró controlar las crisis convulsivas, durante este tiempo estuvo con ventilación mecánica no por un problema respiratorio sino más bien neurológico. 

Las 72 horas de vida de la pequeña, fueron cruciales y determinantes para la evolución de su estado de su salud, fue examinada, monitoreada por personal día y noche, se le practicó exámenes y un eco transfontanelar, que evidenció el estado crítico de salud en el que se encontraba, por lo que continuó en la unidad de cuidados intensivos neonatales con pronóstico neurológico reservado. 

Una semana de vida y la pequeña ya tenía ángeles terrenales como el Crnl. Fernando Basantez, su esposa Cristina Mantilla, el Myr. Nelson Basantez, pertenecientes a la Policía Nacional, quienes en un acto de amor y religiosidad bautizaron a la recién nacida  con el nombre de “Victoria de los Ángeles” en un acto religioso lleno de emotividad que lo llevó a cabo el padre Bolívar Batallas  el día sábado 15 de octubre a las 22:30. 

Los corazones solidarios de los Ibarreños no se hicieron esperar, a través del servicio social del Hospital San Vicente de Paúl, se receptaron las donaciones de ropa, pañales, pañitos, leche, mantas, Nancy Bonilla, trabajadora social del HSVP aconsejó a la juventud y mujeres en general que busquen ayuda y orientación sobre métodos de planificación familiar a fin de evitar embarazos no deseados, los mismos que desencadenan en el abandono de menores y violación a sus derechos y agradeció a todos quienes colaboraron con un granito de arena para la pequeña niña. 

Ciertamente fue una “Victoria” y un milagro la recuperación de la recién nacida  que venció todo pronóstico desfavorable, 10 días después de su ingreso aún se mantenía  con oxígeno, ventilación mecánica y bajo pronóstico neurológico reservado, pero la constancia, los equipos, los médicos, enfermeras y demás personal de salud hicieron posible una rápida y favorable  recuperación. 

“La evolución de la pequeña Victoria ha sido satisfactoria este momento neurológicamente no tenemos secuelas o signos neurológicos que pueden estar afectando a la recién nacida; sin embargo, será controlada todo el tiempo durante su desarrollo”, manifestó Leonardo Espinoza, líder de neonatología del Hospital San Vicente de Paúl. 

En el área de neonatología se tratan casos críticos de acuerdo a los protocolos y normativas que se emiten desde el Ministerio de Salud Pública y de guías de prácticas clínicas propias de la especialidad aplicadas a nivel mundial para estos casos , la misma atención se da para todos los niños, el mismo cariño, afecto para que de esta manera exista una mejor evolución, es necesario destacar que en este servicio  se contó con  el equipamiento necesario para poder apoyarle a la pequeña y esa fue una de la ventajas para que la niña pueda evolucionar sin ningún tipo de secuelas o complicaciones hasta el momento, el personal está capacitado para atender este tipo de emergencias , se aplican las normativas y protocolos correspondientes que rigen a las instituciones de salud para que de esa manera se brinde una atención integral y poder atender exitosamente a los pacientes. Informó Espinoza. 

Victoria de los Ángeles mueve sus pequeñas manos, sonríe, patalea, llora y se roba el corazón de todos quienes son parte de su victoria, “mi princesa” como la llama Leonardo Espinoza, “está actualmente con medicación vía oral y alimentación a libre demanda, posiblemente pasará 72 horas más en internación  y luego será dada de alta”, hoy Victoria toma dos onzas de leche cada tres horas y se recupera con éxito. 

 Lyther Reyes, gerente del hospital San Vicente de Paúl dijo que la fortaleza de esta institución es el personal que labora en ella que a pesar de encontrarse en situaciones adveras o difíciles  tienen esa carga de buena voluntad, humanismo, amor y toda su energía la ponen  en querer recuperar a la gente que se encuentra en condiciones extremas y esto no está condicionado a los presupuestos sino a la fortaleza de las personas. En el ser humano está la clave del éxito y para muestra de aquello esta la pequeña Victoria. 

Se notificará a trabajo social cuando sea dada de alta, quien realizará el nexo con las instituciones gubernamentales que se encargarán de buscar un hogar de acogimiento para la pequeña y tendrá que acudir por consulta externa para el seguimiento que se va a realizar a Victoria, se solicitarán evaluaciones neurológicas, estimulación temprana a los niveles que sean necesarios, en el caso neurológico será evaluada en el Baca Ortiz en la ciudad de Quito.  

Una historia que inició con una trágica noche y terminó devolviendo la esperanza a los seres humanos que conocieron este caso, Victoria venció a la muerte triunfó con amor y se ganó su paso por la tierra. 

Dato Institucional 

En el servicio de neonatología atienden dos médicos tratantes, 13 enfermeras, una líder de enfermería, se cuenta con 17 cunas (camas) distribuidas en:  tres para terapia intensiva, cuatro para intermedia, dos para  aislamiento, cuatro para abierto o pacientes que vienen de emergencia y cuatro para recuperación nutricional o de crecimiento, en el servicio se maneja un promedio de 60 pacientes al mes, con una internación de ocho a nueve pacientes diarios, todo el personal que labora en este servicio brinda una atención con calidad y calidez a los pequeños pacientes. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s