IMG_857F912063B3-1

(Redacción Ibarra).- El Policía del Grupo de Operaciones Especiales GOE David V. fue sentenciado a tres años y cuatro meses de prisión, por la muerte de Andrés Padilla, en un confuso incidente suscitado el 23 de agosto del 2018 en Mascarrilla, al norte de Ibarra.

Luego de cuatro días de juicio, el Tribunal de Garantías Penales –con voto de mayoría– acogió las pruebas presentadas por la Fiscalía General del Estado y condenó a tres años y cuatro meses de pena privativa de libertad a David V., como autor del delito de extralimitación en la ejecución de un acto de servicio, hecho que produjo la muerte de Andrés Padilla por un impacto de bala, en Mascarilla, el 23 de agosto de 2018.

Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 293, la pena va de diez a trece años de privación de libertad (cuando, producto del delito, la víctima fallezca); sin embargo, el Tribunal aplicó la figura de atenuante trascendental, por considerar que el acusado colaboró durante las investigaciones.

La resolución se anunció la noche de este miércoles 19 de junio, luego de que el Tribunal se declarara en deliberación permanente desde la tarde del jueves 13 de junio, al haber concluido los cuatro días de presentación de las pruebas por parte de los sujetos procesales.

El Fiscal del caso comprobó su tesis con la presentación de cuarenta y tres testigos, entre agentes policiales y ciudadanos, que participaron en los hechos investigados.

También se incluyeron los informes periciales de inspección ocular técnica y recolección de evidencias del lugar de los hechos, y los informes de necropsia y de trayectoria balística.

A ello se sumaron dieciséis pruebas documentales, entre certificados e informes, como medios probatorios, que permitieron al Tribunal –integrado por María Dolores Echeverría (ponente), Miguel Solá y Diego Fernando Chávez– tomar su decisión.

LOS HECHOS

Las investigaciones determinaron que David V., junto con dos agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), acudió a un llamado del ECU 9-1-1, que reportó un incidente en el sector de Salinas, desde donde se inició la persecución de un remolque que trasladaba una camioneta (que previamente había participado en un accidente de tránsito) y que había sido tomado a la fuerza por ciudadanos del Valle del Chota.

Posteriormente, el vehículo –protegido por varios automotores civiles y perseguido por patrullas y motocicletas de la Policía Nacional– llegó al control de Mascarilla, donde tuvo que detener su marcha debido a que la vía había sido cerrada por las fuerzas del orden que se encontraban en ese punto.

Allí se produjo un incidente en el que Andrés Padilla fue impactado por una bala en la cabeza, hecho que posteriormente le causó la muerte.

Anuncios

One comment

  1. Por estas cosas es que los policías no hacen nada por librar a los ciudadanos de los delincuentes por que hay jueces que están a favor de los delincuentes .hasta cuando deben ir a la cárcel personas que ayudan a librarnos de tanto ladrón criminal que mata gente sin piedad basta de jueces corruptos .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.