Largas filas se registraron en frontera norte y terminal terreste de Tulcán

(Redacción Sierra Norte).- Este feriado de carnaval la frontera norte tuvo un tráfico inusual en la zona de migración por la llegada de gran cantidad de ciudadanos venezolanos.

Los controles en migración son permanentes, la atención se realiza en 10 ventanillas y se trabaja las 24 horas del día, los siete días de la semana.  Mónica Ruano, directora de Migración en la provincia explicó que en los últimos días el flujo de personas que llegan desde otros países aumentó y solo en dos días se registró la llegada de más de ocho mil personas, y que en un día normal asciende a las dos mil 500 personas.

Durante estos días de feriado arribaron más de 10 mil personas entre colombianos y venezolanos, recalcó que de este  número se calcula que el 35 por ciento sea de personas colombianas que llegan por la temporada vacacional.

De ser necesario se prevé aumentar a 16 ventanillas para agilitar los trámites en la frontera, los ecuatorianos tienen una ventanilla especial y prioridad, las filas se registran también en territorio colombiano, los permisos por turismo se puede entregar hasta por tres meses.

El Terminal Terrestre de Tulcán sale siempre con sus unidades llenas de ciudadanos Colombianos y Venezolanos, que buscan llegar en algunos casos a las ciudades costeras o a la frontera sur, para continuar su viaje hacia el sur del continente.

Se tiene previsto que para estas fechas el flujo de ciudadanos Venezolanos en frontera norte disminuya, en vista de que Colombia solicitó en frontera la presentación de pasaporte para todas las personas que quieran ingresar por frontera y en Venezuela no se están expidiendo pasaportes.

Anuncios

Obras paralizadas, edificios mal construidos, falta de infraestructura fueron parte del informe de situación

 

(Redacción Urcuquí).- La mañana de este martes 12 de septiembre del 2017, el presidente de la República, Lenin Moreno Garcés realizó su primera visita oficial a la provincia de Imbabura, específicamente a Yachay la Ciudad del Conocimiento.

El primer mandatario, arribó a las 11h15 minutos y realizó un recorrido por las diferentes instalaciones de este centro de estudios, en donde pudo conocer de primera mano, la situación administrativa financiera, de equipamiento e infraestructura, que se han ejecutado hasta el momento.

Jorge Martínez, Gerente de Yachay EP, en su informe manifestó que desde mayo del 2015 se encuentra paralizada la construcción de cinco edificios, debido a problemas estructurales en las vigas de soporte y las columnas, que no soportan las cargas verticales de las losas. En estos espacios estaba previsto funcionen aulas, laboratorios, auditorio y comedor universitario.

Jorge Ponce Arteta, Gerente Técnico de Yachay, comentó además que los problemas estructurales de estos edificios, nacieron de los estudios  realizados por la empresa contratada, para la construcción de los mismos, en vista que no se tomaron en cuenta algunas variables para el cálculo de peso vertical de las edificaciones. “Hay edificios que estaban planificados para que sean de 5 pisos, pero tendremos que dejarlos en tres, en vista que las bases no soportan el peso de las losas” comentó.

Dentro de la parte administrativa, el Gerente de Yachay EP comentó que una de las falencias, de la anterior administración fue la sobredimensión de personal con la que funcionaba la empresa, en vista de que existían alrededor de 743 funcionarios, que en muchos de los casos no trabajaban en territorio. “Teníamos nueve gerentes, 17 asesores de gerencia y 21 abogados y la sede se encontraba en Quito” agregó que ya se han tomado los correctivos necesarios y desde hace un mes, la sede de Yachay ya se encuentra en Urcuquí, ahorrando con esto alrededor de 2 millones de dólares en pago de personal.

Dentro del Plan de Inversiones, comentó “No hay ni $ 55 millones, no hay $ 284 millones ni los $ 3 mil millones para instalar la fábrica de autos eléctricos”. De las 43 empresas que se creía funcionaban en Yachay al momento tan sólo trabajan dos, ATOS una empresa imbabureña y el IECE, además que IBM tan sólo tiene una oficina en la Ciudad del Conocimiento.

En el tema Educativo, el centro  de formación cuenta con 125 docentes procedentes de 22 países, 1.010 estudiantes de pregrado, quienes día a día sufren la carestía de una infraestructura adecuada para su funcionamiento, en vista de que tan sólo están disponibles 12 aulas y 4 laboratorios y estos últimos presentan riesgos de seguridad. Para solventar la deficiencia al momento se utiliza temporalmente las 11 aulas del Instituto Superior 17 de Julio,  que fueron construidos para otros fines.

Dentro de las soluciones que se plantearon al Presidente de la República, se encuentra la habilitación del edificio administrativo de Senescyt, para el funcionamiento de las aulas, además se invertirán alrededor de 48.3 millones en reparación y adecuación de los edificios paralizados.

Se planteó además la recuperación del proyecto original, para lograr la repotenciación académica, de innovación y conocimiento.