(Redacción Frontera Norte).- A las 01:30 de hoy (24 de agosto de 2018)  personas de nacionalidad venezolana abordaron el primer bus con destino a Huaquillas, 34 buses se contrataron para trasladar a los extranjeros que viajan desde Rumichaca hasta el sur del continente.

Personas de grupos de atención prioritaria (mujeres embarazadas, con niños en brazos, discapacidad y otros) fueron los primeros, con anterioridad se les entregó brazaletes rojos que explicaba que eran parte de grupos prioritarios.

Las historias se repiten una y otra vez, la situación económica de su país, la falta de alimentos, medicinas, servicios básicos es uno de los motivos por las que migran.

Rumichaca es el paso obligado de los venezolanos que van hacia el sur de continente, cargan en sus maletas todo lo que tenían y se aferran a ellas porque es lo único que tienen.

La frontera norte es un punto de encuentro, pero también de despedida, hay extranjeros que siguen su viaje hasta otros países del sur y los que se quedan a “probar suerte” en Ecuador.

Susan García llegó con sus cuatro pequeños, el número de personas que llegan desde Venezuela a Ecuador, de paso o a quedarse es continuo, a inicios de este mes se reportó el ingreso de 13 mil 782 personas venezolanas, de enero a julio de este año ingresaron de 547 mil 140 ciudadanos procedentes del país caribeño, de ellos 458 mil 326 salieron, según cifras del Ministerio del Interior.

Desde que el 18 de agosto las autoridades ecuatorianas decidieron solicitar el pasaporte a todas las personas de nacionalidad venezolana que ingresen al país, sin embargo este 24 de agosto del 2018 la Defensoría del Pueblo interpuso una acción de protección a esta resolución y una Juez de la Familia, falló a favor dejando sin efecto la solicitud de pasaporte a ciudadanos venezolanos por 45 días, sin embargo la exigencia de pasaporte en Perú empieza a regir desde hoy sábado 25 de agosto de este mes.

El corredor humanitario que implementó Ecuador es para aquellas personas que tengan como destino ese país, uno a uno y con un tanto de desorden se llenaron los autobuses, que los llevaría al límite sur.

Para Susan García, esta medida es de gran ayuda llegó en la mañana del jueves a la frontera y las 18:00 les dio en único alimento que los niños recibirían en todo el día, trajo pan y agua desde su país, ninguno de los niños supera los 12 años, los más grandes cuidaban de los pequeños mientras esperaban que llegue el bus, su destino es Lima donde está su mamá (su abuela paterna y quien la crió), no sabe qué hará al llegar a Perú pero insiste en que todo será mejor, entre lágrimas indicó que su hija se quedó en Venezuela pero que trabajará para también llevarla con ella en el futuro.

Otras reacciones

Joffre Benavides, comisario municipal del cantón Tulcán, explicó que no se permitirá el uso de los espacios públicos para que las personas extranjeras habiten en ellos pues ya se presentaron algunos desmanes y confrontaciones que atentan contra la población nacional, y que se prepara un operativo para el regreso a clases y lo que se prevé garantizar el trabajo  y seguridad a la población local.

Javier Lucero, jefe político de Tulcán, manifestó que el apoyo que se les puede brindar a los extranjeros respetando los derechos humanos y el transporte gratuito es de gran apoyo para quienes se trasladan a otros países.

Zuleida Peraza, no se acogió a este beneficio, su destino es Quito en donde está radicado su esposo, cuenta con el pasaporte y al llegar a la capital espera conseguir un trabajo para ayudar a su familia en Venezuela en donde se dedicaba al comercio.

Otra vez la historia se repite, dejó su país por los problemas que enfrenta y cree que las nuevas medias económicas acrecentarán la crisis, por eso salió.

Las autoridades anunciaron controles migratorios para quienes estén en el Ecuador sin documentos, Pastor G., está en el país sin papeles (la cédula caducó)  pero pese a eso piensa quedarse, conocía de la llegada de buses para trasladarlos a Perú pero  no se sumará al grupo no piensa dejar el Ecuador, quiere juntar dinero para enviarles a su madre e hijos, también entre lágrimas narró los difícil que es dejarlo todo y arriesgarse a vivir en un país “ajeno”, “no todos somos malos, yo vine a trabajar y eso hago, la gente nos tiene miedo no es fácil para nosotros dejar a los nuestros y mientras pueda ayudar a mi familia aquí seguiré” concluyó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.