La fiesta más alegre, en la ciudad más amable del país 

(Redacción Otavalo).- La Fiesta del Yamor es un espacio intercultural que muestra el sincretismo étnico-cultural que encierra el cantón Otavalo, en la provincia de Imbabura, a través de su historia. Esta celebración se institucionalizó hace 65 años para agradecer la fecundidad de la tierra desde la visión andina y la presencia de la religiosidad con la veneración a la Virgen de Monserrat, patrona de Otavalo.

En esta celebración  se conmemora la importancia del maíz, las cosechas y la fecundidad de la madre tierra para con sus hijos. Además vincula al pueblo indígena con el mestizo.

Juan F. Ruales, investigador y gestor cultural, señala que Otavalo ha sido conocido mundialmente por la habilidad artesanal y musical de su gente, pero también tiene otras manifestaciones culturales.

Esta celebración es un reencuentro de los otavaleños indígenas, mestizos y afros, para recordar la diversidad que existe en el ‘Valle del Amanecer’. “El Yamor tiene como símbolo y mensaje al maíz, como elemento aglutinante de nuestra interculturalidad, en su esencia y concepto”.

Según la agenda del Comité Ejecutivo Yamor 2017, el viernes 1 de septiembre se realizará el pregón de fiestas por las principales calles de la ciudad, el sábado 2 de septiembre se realizará la elección y coronación de la Reina del Yamor, además el 8 de septiembre se realizará el festival a las Marías.

Los eventos deportivos también se destacan, entre estos el cruce al Lago San Pablo y la competencia de 4×4.