Archivos por Etiqueta: fiscal

Gen Rhea nombrado como nuevo Fiscal Provincial de Imbabura

(Redacción Ibarra).- Mediante resolución 052 – 2019, el Consejo de la Judicatura agradeció el desempeño de las funciones de la Dra. Amparo Juma, en el cargo de Fiscal Provincial de Imbabura y encargó hasta el nombramiento de su titular al Mgs. Gen Rhea como Fiscal Provincial de Imbabura.

Gen Rhea se inició en la Fiscalía de Imbabura hace 15 años. Su primer cargo fue asistente de fiscales y para el 2006 pasó a ser secretario de Fiscalía luego de ganar un concurso de méritos y oposición. En el 2009 gana un nuevo concurso y es posesionado como agente fiscal de Imbabura.

Ibarreña Diana Salazar es la nueva Fiscal General del Estado

WhatsApp Image 2019-04-01 at 5.32.10 PM

 

(Redacción Ibarra).- Este 1 de abril de 2019, el Pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio (CPCCS-T) rechazó una impugnación presentada en contra de Diana Salazar, y la designó como primera autoridad de la Fiscalia General del Estado (FGE).

Salazar, actual directora de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), fue la mejor puntuada con 88.17/100 dentro del concurso fiscal. Le siguieron Merck Benavides con 85.17; Javier Bosquez con 77.91; y Alberto Santillán con 77.79.

Por otra parte, el CPCCS-T aceptó las impugnaciones ciudadanas contra los otros dos postulantes: Benavides y Bósquez.

Las audiencias públicas de las cuatro impugnaciones aceptadas dentro del proceso de selección de la primera autoridad de la FGE se llevaron a cabo el viernes pasado.

¿Quién es Diana Salazar?

Lady Diana Salazar Méndez, tiene 38 años y es oriunda de Ibarra, comenzó a trabajar en la Fiscalía cuando aún era estudiante de derecho, el 16 de julio de 2001, el mismo día que se estrenaba en el país el Código de Procedimiento Penal. En la actualidad es doctora en jurisprudencia y ha llevado a cabo investigaciones sobre polémicos casos de corrupción en el sector público.
Mientras estuvo a cargo del caso Odebrecht, Salazar encontró 10 evidencias que vincularon al vicepresidente Jorge Glas (quien cumple prisión preventiva) por el supuesto cometimiento del delito de asociación ilícita.
En el 2016 empezó a investigar casos de crimen organizado y corrupción. A la red de Odebrecht se sumaron escándalos de corrupción como el de Petroecuador, IESS, Fifa Gate y Sai Bank.
En el caso de supuesta captación ilegal de dinero a través de la entidad financiera internacional Sai Bank, la Fiscal contó que llegaban abogados a su oficina para decirle que piense lo que va a hacer “porque se va a enfrentar a un empresario poderoso”. Mientras que en la investigación contra Luis Chiriboga, expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol sentenciado a 10 años de prisión por lavado de activos, Salazar dijo haber sentido presión mediática y que empezó a recibir amenazas.

El Ibarreño fue designado fiscal general subrogante

(Redacción Imbabura).- El pasado 26 de marzo, la Procuraduría General del Estado recomendó al Consejo de la Judicatura que escoja al agente fiscal mejor puntuado y de mayor rango en la carrera fiscal para que sea designado como Fiscal General subrogante.

Es así que este 1 de abril, el Consejo de la Judicatura notificó a Gen Rhea Andrade para ocupar dicho cargo, por ser el segundo mejor puntuado, con 98/100, en el concurso de méritos y oposición que se realizó en 2016, para designar  Fiscales Provinciales.

Rhea, actual Fiscal Provincial de Imbabura, ejercerá esta función durante los 90 días de suspensión de Thania Moreno, decisión tomada como una medida cautelar por parte del Consejo de la Judicatura.

Perfil profesional

Imbabureño de 35 años, abogado, tiene un diplomado superior,  una especialización y una maestría en Derecho Procesal Penal.

Ha ejercido la docencia en varias universidades en materias como: Derecho Familiar y Patrimonial, Práctica Procesal Penal,  Ciencias Penales, Educación Vial y Tránsito.

Rhea ha impartido conferencias en diferentes temas y participado en cursos y seminarios en Arbitraje y Mediación, Criminalística y Ciencias Forenses, Medicina Legal, Oralidad procesal, Derechos humanos, Código Orgánico Integral Penal (COIP), entre otros.

Hace 15 años inició su carrera en la Fiscalía de Imbabura. Empezó como asistente, luego fue secretario de fiscales y agente fiscal en  las siguientes unidades: Servicio de Atención Integral (SAI), Actuaciones Administrativas,  Delitos Flagrantes,  Soluciones Rápidas,  Personas y Garantías y Violencia Sexual e Intrafamiliar.

La Fiscal recibió este año varias amenazas de muerte, a pesar de ello siguió firme en su trabajo

(Redacción Ibarra).- Diana Salazar recuerda la fecha exacta de su llegada a la Fiscalía. Fue el lunes 16 de julio de 2001, el mismo día que se estrenaba en Ecuador el Código de Procedimiento Penal, una reforma legal que cambió a los fiscales y los convirtió en protagonistas de la investigación penal.

La ibarreña Salazar estudió Jurisprudencia en la Universidad Central, en Quito. Su primer puesto fue como amanuense en las oficinas de la Fiscalía de Pichincha. Aceptó ese cargo, aunque no estaba entre sus preferidos: por su cabeza rondaba la idea de ser una diplomática, pero luego de 16 años y de enamorarse de la investigación criminal se convirtió en la flamante coordinadora de la Unidad de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, liderada por una trilogía de mujeres que ha puesto de cabeza la vida política del país.

Planificación y resultados La creación de la Unidad de Transparencia fue la segunda acción del fiscal de la Nación, Carlos Baca, a su llegada al cargo. Su idea fue contar con un “cuerpo investigativo del más alto nivel profesional, técnico y ético”, para tratar casos de corrupción en el sector público y privado. Para Baca, las agentes Salazar, Ruth Amoroso y Claudia Romero cumplen esos requisitos.

Desde mayo pasado, esa Unidad ocupa el séptimo piso del edificio de Flagrancias de la Fiscalía en Quito. El despacho de Salazar es sencillo. Tiene espacio para un escritorio y una mesa redonda con cuatro sillas donde se reúnen los investigadores para decidir los pasos que darán hasta encontrar la punta del ovillo de los casos asignados. Algunos de ellos han sido tan complicados como el castillo de corrupción que construyó Odebrecht y que ha tocado al vicepresidente Jorge Glas, al excontralor Carlos Pólit, además de varios exfuncionarios y empresarios. Salazar cree, con pasión, que el éxito de una investigación está en la planificación. Cero improvisación.

Por eso exige a sus colegas que desde el inicio se fijen una meta, definan las hipótesis y tracen los caminos para llegar a su objetivo. Esa metodología la conoce Johnny Pallo, alumno de Derecho que trabajó en la Fiscalía. Él está seguro de que la tenacidad y la hoja de vida intachable de Salazar son los pilares de su éxito.

A sus 36 años, Salazar ha dado golpes contundentes contra el crimen organizado y la corrupción transnacional. Lideró el equipo que indagó y encontró a los prófugos de La Roca, la otrora cárcel de máxima seguridad del país; aplacó a la red que sacó toneladas de oro ilegalmente del país y llevó el caso FIFAGate que descubrió los negocios ilegales de Luis Chiriboga, quien fuera el mandamás de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Para la audiencia final de este caso, la joven fiscal preparó a los testigos por un mes y con su equipo afinó los argumentos que presentaría al juez. Todo este trabajo se hizo para que nada fallase y así llegar a la meta: la sentencia contra Luis Chiriboga. Una apuesta por la verdad La investigación contra Luis Chiriboga hizo que Salazar conociera la presión mediática, los apasionamientos y las amenazas.

Por eso prefiere mantener en reserva el nombre de sus familiares, a quienes les debe horas a su lado. Ese esfuerzo -dice- es necesario porque “la ciudadanía requiere saber qué están haciendo los funcionarios públicos”. Y para cumplir ese deseo se creó la Unidad de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción. En 3 meses el trabajo de este equipo ha sido sin respiro.

A la red de Odebrecht se sumaron los escándalos de corrupción en Petroecuador, el IESS y otros que están bajo sigilo. En todos estos expedientes una sombra política está presente y aunque en las manos de Salazar ya no está el caso del vicepresidente Glas, hay otros en carpeta que presume tendrán la misma carga. Ante aquel escenario la respuesta de Salazar es simple: “Yo no soy política”. Ella es fiscal.

(Con información de Diario El Telégrafo)